Blog

Turismo y Pantallas, binomio perfecto

Florius1No hace mucho me veía inmerso en una reunión de trabajo con los principales agentes del sector turismo de la Costa del Sol. Como no podía ser de otra forma intervine, como el resto de los asistentes, “barriendo para casa” proponiendo la creación del producto “Turismo de Pantallas”.

Turismo de Pantallas (#ScreenTourism) es un neologismo que desarrollamos quienes participamos en el proyecto europeo Euroscreen y con el que hacemos referencia a la influencia, casi siempre beneficiosa, que cualquier pantalla (cine, televisión, dispositivos móviles, video juegos, etc) ejerce en el turista a la hora de elegir un destino.

Más allá de la promoción gratuita e impagable, dicho sea de paso, que cualquier región obtiene por ver sus localizaciones en las pantallas el hecho es que el turismo y las pantallas siempre han ido de la mano. El turismo es una pieza fundamental del negocio del cine pues, para aquellos que no lo sepan, la producción de cualquier producto dirigido a verse en una pantalla suele gastar de media entorno al 40% del presupuesto en alojamiento (hoteles), comida (restaurantes), alquiler de vehículos (rent a cars), transporte (taxis), consumo en negocios locales, etc. Esta cantidad se hace todavía más evidente cuando hablamos de producciones Internacionales. Respecto al 60% restante el gasto se reparte entre costes de personal y, por supuesto, el beneficio para la empresa de servicios que como Euromedia Production Services sirven e facilitador a la logística necesaria para estas filmaciones.

Ejemplos en 2014 com Exodus, de Ridley Scott; Clavius, de Kevin Reynolds y, como no, el rodaje parcial de la serie Juego de Tronos en Sevilla y Osuna ponen de manifiesto el valor de las líneas precedentes. Como desde entonces digo con todos con quienes me reúno tenemos que aprovechar la oportunidad para hacer fuerza desde el diálogo con todas las instituciones públicas pues necesitamos ayuda para convertir espectadores en turistas y atraer la inversión privada que tanto necesitamos a España. El clima y nuestras maravillosas localizaciones hace tiempo que ya no son suficientes.

Tenemos que dirigirnos al Gobierno para que apuesten de una vez por un modelo basado tanto en la creatividad como en la política fiscal. Nosotros ponemos la creatividad pero para el segundo punto, ese donde España no da la talla, hay que esforzarse por conectar buscando espacios comunes de trabajo donde poner en valor estas ideas.

Es importante seguir insistiendo como ya lo viene haciendo de manera encomiable la Spain Film Commission para crear en España un entorno fiscal adecuado que haga florecer el Turismo y potencie a la Industria Audiovisual en nuestro país. La II Conferencia sobre la Economía de los Rodajes, organizada por Spain Film Commission, son un claro ejemplo de a lo que me refiero. Debe ser el objetivo de todos cuantos trabajan en el sector turismo y audiovisual, luchar porque España obtenga en el futuro inmediato un nivel de incentivos fiscales semejantes a la de países como Reino Unido o Francia. Si se consigue facilitar la inversión en producciones Internacionales rodadas en nuestro España, el resto vendría por si solo.

Países como Reino Unido, el mayor hub creativo del mundo, donde cuentan con incentivos de este tipo estiman la inversión en 2013, según datos del British Film Institute, en 1.471 billones de libras lo que ha supuesto un incremento en la inversión superior al 35% con respecto al año anterior. ¿Esto no es capaz de entenderlo ningún Gobierno español? Decía en una entrevista el productor Enrique Cerezo que “… si el sistema francés va bien pues cópienlo ustedes, no tenemos que inventar nada”.

Llegado a este punto no puedo sino transcribir literalmente lo que este mismo productor afirmaba en una entrevista reciente en el periódico Libertad Digital: “… el sector cinematográfico da más al Estado que lo que el Estado le da al cine. Te puedo contar cincuenta mil historias. Una película que se rodó en 2013, El niño, costó 7 millones. El Estado dio 1,2 millones. La película antes de su explotación comercial sólo con los pagos de IVA, IRPF y Seguridad Socicla le dio al Estado 1,7 millones de euros. Además en esa película trabajaron 1.624 trabajadores. ¿Hay alguien que dé más?”. Brutal!

He tocado el tema del cine español, de las tradicionales subvenciones al cine, por aportar luz a aquellos que les cuesta admitir que también hay que ayudar a hacer cine en España.

No obstante, en este artículo, no me refiero a las ayudas al cine español. Me refiero a casos en los que una empresa Internacional como por ejemplo HBO quiere rodar en tu región la Sexta Temporada, pongamos por caso, de Juego de Tronos. ¿Qué obtiene esta empresa a cambio? A lo mejor usted dirá ¿y porqué tiene que recibir algo? Pues la respuesta es porque es interesante económica y socialmente para Usted y su entorno.

Es la hora de los incentivos fiscales (desgravaciones) que faciliten la entrada de capital privado. En España, la desgravación se sitúa en entre el 18% de la Península (40% en las Islas Canarias) y el que en general del 40%. Tal diferencia tanto a nivel nacional como a nivel europeo es inaceptable pues nos impide competir en igualdad por una regulación legal injusta.

Os aseguro que, en términos generales, de aplicarse estos incentivos fiscales conseguiríamos: reforzar la marca España. a través de la promoción de nuestra imagen país en el resto del mundo; contribuiríamos a paliar los efectos de la estacionalidad en el sector turismo tan perjudicial en el Costa del Sol y en el sector turístico en general;  reactivaríamos la inversión inmobiliaria. Puede sonar raro pero cuanto más conocido es el destino, más personas, en este caso profesionales se plantean el adquirir una segunda vivienda fuera de su país de origen y, como no, fomentaríamos la creación de gran cantidad de nuevos puestos de trabajo evitando de camino la fuga de talento creativo.

Son muchos los beneficios que un rodaje atrae a la ciudad que lo acoge pero esta elección esta en manos de un productor que siempre buscará maximizar su inversión. Nuestro país debe estar a la altura. En los últimos años oíamos hablar a los gobernantes de gestionar un país como una “empresa” pues bien desde aquí les encomio a que gestionen, analicen y se dejen asesorar y comprobarán que estamos ante un buen negocio para todos.

@Paulino_Cuevas